Buscar

Cerrar

El 13 de enero de cada año celebramos el Día Mundial de la Lucha Contra la Depresión, una enfermedad mental que afecta a más de 280 millones de personas en todo el mundo. En España, alrededor de tres millones de personas padecen esta enfermedad.  

La depresión va mucho más allá de sentirse triste, afecta directamente a todas las áreas de la vida de una persona, llegando a ser incapacitante. Incluso, la depresión es la primera causa de discapacidad en todo el mundo y uno de los factores de riesgo principales de suicidio, según la Organización Mundial de la Salud.  

Con la proclamación de este día, la OMS pretende sensibilizar, orientar y prevenir a la población sobre esta enfermedad, cuyas cifras aumentan considerablemente en todo el mundo, especialmente, desde el impacto del Covid-19 en nuestras vidas.

Síntomas de la depresión

La depresión es una enfermedad que puede causarse por determinados factores, como tener una predisposición genética, dificultades socioeconómicas, problemas laborales, duelo, problemas de salud, causas biológicas, traumas…

A pesar de que la depresión puede ser diferente para dos personas y que los síntomas no tienen por qué darse en todas las personas que sufren la enfermedad, pueden desarrollarse las siguientes señales de indicio:  

Cómo celebrarlo

El Día Mundial de la Lucha Contra la Depresión puede celebrarse dando a visibilizar lo máximo posible todos los aspectos relacionados con la depresión. Habla con tus familiares, habla sobre ello en las redes sociales. Intenta que este tema tenga un gran alcance.

Puedes celebrar este día visibilizando la depresión y derribar estigmas sobre ella, ya que es una enfermedad que no entiende de edad, sexo, género, raza o posición social. La depresión no es sinónimo de fragilidad ni de falta de voluntad ya que, como una enfermedad que es, nadie elige padecerla.

Intenta ayudar a alguien que tenga depresión. No es necesario que seas un experto en el tema ni que hayas cuidado a más personas con esta enfermedad. Solo necesitas hacerle saber que no está solo y que puede salir de esta enfermedad. No compares su caso con el de otros ni le des ánimos para sentirse mejor, así solo lo empeorarás. Incluso, puedes apoyar a sus cuidadores, aquellas personas de su familia que están viviendo con esa persona la enfermedad.

Además, puedes buscarles ayuda psicológica si aún no están en terapia. Un psicólogo que les transmita confianza les ayudará a tratar la depresión, dotándoles de herramientas y formas de gestionarla, consiguiendo mejorar su nivel de vida.

Si crees que una persona puede tener pensamientos suicidas, por favor, contacta de manera urgente con la Línea de Atención a la Conducta Suicida, 024. Este número de teléfono está disponible las 24 horas del día los siete días de la semana y es completamente gratuito.

 

COMENTARIOS

Deja un comentario

Próximos Días Internacionales

OK

Nuestra web utiliza cookies. Política de cookies