Buscar

Cerrar

El 21 de octubre de cada año se celebra el Día Internacional del Ahorro de Energía con el propósito de crear conciencia en la población mundial sobre el excesivo consumo energético en la vida cotidiana y los efectos que esto puede traer al medio ambiente.

El uso racional de la energía eléctrica es de gran importancia ya que su generación implica la utilización de recursos naturales derivados principalmente de combustibles fósiles como el carbón o el petróleo, los cuales no son renovables y su explotación supone un alto costo económico y ambiental.

El cuidado del medio ambiente desde hace algunos años atrás se ha convertido en todo un desafío que debe intensificarse para conseguir reducir los daños tan graves que la acción humana está ocasionando al planeta.  

Hoy en día se estudian y desarrollan formas alternativas de producir energía que sean seguras y sostenibles, al mismo tiempo que se intenta crear conciencia en la población para que reduzcan su consumo energético.

Historia sobre el Día Internacional del Ahorro de Energía

El Día Internacional del Ahorro de Energía fue instituido en el año 2012 con la intención de promover políticas que ayuden a mejorar la eficiencia energética y permitan conservar los recursos naturales y el medio ambiente.

El mundo debe ser capaz de entender que si no se toman las medidas necesarias, en poco tiempo las consecuencias del daño causado al planeta serán irreversibles y la vida en él desaparecerá tal y como la conocemos.

A pesar de todas las evidencias científicas al respecto, algunos sectores de la industria, e incluso las mismas personas, consideran que se trata de exageraciones y siguen sin prestar la debida atención al tema.

Afortunadamente, este grupo cada día se hace más reducido y la cifra de países que se suman a las iniciativas de ahorro energético es mayor, por lo que las esperanzas aumentan y se ve con satisfacción como los esfuerzos realizados poco a poco van dando sus frutos.

La preservación de la vida en el planeta es el objetivo principal y para ello es necesario actuar de inmediato. Las acciones para ayudar a mitigar los impactos negativos pueden ser realizadas por todos, algunas son muy simples pero efectivas, que aunque parezcan que son insignificantes a gran escala se convierten en importantes fuentes de ahorro energético.

Cómo celebrar el Día Internacional del Ahorro de Energía

La celebración del Día Internacional del Ahorro de Energía es una fecha que se presta para la divulgación de información sobre las acciones que se pueden tomar a diario para reducir el consumo energético, además de ponerlas en práctica, no solo ese día sino durante todo el año.

En este día puedes utilizar el transporte público o caminar, o compra bombillas de bajo consumo, que si bien resultan un poco más costosas, su vida útil es mayor y consumen menos energía.

Aprovecha este día para empezar a crear el hábito de apagar las luces que no se necesiten y utilizar en mayor medida la luz natural.

No enciendas los aparatos eléctricos si no los vas usar en el momento. Además es conveniente instalar regletas con interruptores para evitar el consumo fantasma, es decir, el consumo de energía de electrodomésticos que aunque no estén encendidos se mantienen conectados a la red.

A la hora de comprar equipos eléctricos, lo mejor es elegir aquellos de bajo consumo y que se adecuen a tus necesidades.

Contribuir con el ahorro de energía es tarea de todos y no debemos olvidarlo ni restarle importancia. Sencillas acciones pueden hacer la diferencia.

Convertirse en un consumidor de energía responsable y enseñar con el ejemplo es la mejor manera de celebrar este día. Por ello, no olvides compartirlo en redes sociales!

COMENTARIOS

Deja un comentario

Próximos Días Internacionales

OK

Nuestra web utiliza cookies. Política de cookies